Para cualquier estudio, en cualquier nivel educativo es importante conocer las técnicas de aprendizaje que permitan prepararse. Como técnica de estudio la concentración es crucial para aprovechar el tiempo de preparación, de allí que, el uso de la concentración como técnica de estudio garantiza efectividad en el aprendizaje de nuevo contenido, como también, ayuda a disminuir el estrés que genera la carga académica, los exámenes y demás obligaciones propias de los estudiantes.

¿Cómo mejorar la concentración?

Muchos estudiantes se quejan de no tener un buen rendimiento educativo a causa de no poder concentrase lo suficiente, esta falta de concentración puede ser provocada por la falta de sueño, por ello, es recomendable que se cumplan con las horas de sueño necesarias para el descanso, considerando que en el caso de los niños, es mayor el número de horas de sueño que para los adultos. 

El sueño completo, sin interrupciones y con las horas correspondientes, es clave para aumentar la concentración, una persona que duerme poco se convierte en una persona perezosa durante el día.

Para mejorar la concentración es conveniente encontrar el espacio correcto para el estudio, que cuente con un escritorio y asiento cómodo, un espacio ordenado e iluminado, pues estudiar en la cama o en lugares poco iluminados es contraproducente, porque inconscientemente le pides a tu cerebro que realice dos acciones contrarias, dormir y concentrarse.

Concentración como técnica de estudio

La concentración como técnica de estudio

Para tener éxito al estudiar, es necesario aplicar la concentración como técnica de estudio, siendo aconsejable hacer lo siguiente:

Realiza una planificación

Para concentrarse es necesario planificar, la planificación es de gran importancia, con ella sabes lo que vas a estudiar y el tiempo que destinarás para cada tema, recuerda dejar tiempo libre para el descanso y no exigirte demasiado. Una buena planificación consta en emplear el tiempo necesario y el éxito de la planificación dependerá del cumplimiento de la misma.

Escoge un buen lugar para estudiar

El espacio de estudio es clave para mantener la concentración, un espacio cómodo, tranquilo y que invite a la concentración sin distracciones es el mejor lugar para estudiar.

Si no consigues un buen sitio para estudiar,  organiza tu propio espacio, dejando a un lado el teléfono móvil y cualquier otro tipo de distracción. 

No te estreses

La persona que quiere el éxito en el estudio debe entender que no se debe estresar, el estrés hace que las personas pierdan la concentración. Por ello, es necesario tener una planificación y aplicarla,  para aprovechar mejor el tiempo de estudio y no retrasarse.

El retraso genera estrés lo que impide una correcta concentración, recuerda también dejar los nervios de estudio a un lado, con nervios solo consigues estresarte más. Los nervios se pueden controlar con concentración y ejercicios de respiración. 

Toma tiempo para descansar

No pases por alto los tiempos de descanso, es  común cometer el error de no tomar descanso alguno mientras se estudia, creyendo que, si no paras de estudiar lograrás avanzar más rápido. Cuando por el contrario, sin descanso el cuerpo y la mente se agotan, se genera fatiga y se aprende menos.

Estudia con simulacros

Otra forma de encontrar la concentración  y de prepararse mejor para cualquier tipo de estudio es efectuando simulacros de exámenes o pruebas conforme a lo estudiado. Esto te hace concentrarte mejor tanto para avanzar con el estudio como para el día de la presentación de la prueba.

Como profesor puedes aplicar estos consejos para tus estudios y preparaciones, como también te aconsejamos que seas portavoz de la concentración como técnica de estudio, la cual puedes compartir con tus alumnos para que logren conseguir buenas calificaciones y para lograr un aprendizaje mucho más efectivo y para toda la vida.

Suscríbete al Boletin
"Consejos para Estudiar"

Y recibe nuestro mini Curso GRATIS.

¡Te acabas de inscribir con éxito, gracias!

Share This